Yemaya

By | 1 mayo, 2018

En al mitología yoruba, es la reina del Mar. Diosa de la fertilidad, patrona y protectora de las mujeres, en especial de las embarazadas, de los recién nacidos y fuente de la vida. Es la diosa yoruba del mar y la luna (en fase de luna creciente), la madre que da vida a todos los seres sobre la tierra. Se la considera protectora de los barcos y de los pescadores y es dueña de los frutos del mar.

Cuenta la leyenda, que un día Yemaya, después e discutir con su esposo, que volvió borracho y se burló de su pecho, le abandonó. Su marido envió un ejército a buscarla y al verse rodeada, rompió en en suelo una garrafa que contenía una sustancia que su padre le había dado, por si llegaba el momento que tuviera  que defenderse.  Se formó un gran río, que llevó a la diosa hacia el mar, la residencia de su padre (dios de los ríos y lagos de agua dulce).

Provee en abundancia y simboliza al energía nutricia, que alimenta y apacigua. Como diosa oceánica, posee una sabiduría profunda y antigua. Es la guardiana de los secretos que están sumergidos bajo el mar y dueña de todas las riquezas que se encuentran en todos los mares y océanos : perlas, conchas, caracoles, corales y peces.

Aunque es natural de Obeokute (Nigeria), sus principales adoradores son los del pueblo Egbado.

Se la describe como una sirena sobre una concha , de resplandeciente belleza y alegría en los océanos. El azul, el celeste y las perlas, le dan el rango de emperatriz y los tono¡s plateados  simbolizan la luna creciente.  También la representan como una mujer alta, risueña, sabia y con porte de reina. Es de carácter orgulloso, indomable, astuto y arrogante.

Es el origen de todas las aguas, incluso de los ríos. Es una diosa bondadosa, noble, fuerte y decidida, que enseña a  los seres todo sobre el amor y la creatividad, que está siempre para dar protección, alimento, compasión y misericordia. Es justa e implacable a la hora de imponer sus castigos.

Otros mitos creen que fue creada por Olofi, y ha existido desde el inicio de la creación. Junto con su esposo, Obbatala, dio vida a los demás orishas.  En algunos mitos sus padres fueron Oduduwa y Obatala o Olokum (dios del mar). Estaba casada con Aganju y con él tuvo un hijo, Orunga, y quince orishas.

blogs internet