Nut

por | 16 mayo 2016

Diosa del cielo y divinidad creadora del Universo. Uno de los nueves dioses más importantes, descendientes de Ra.

Asociada directamente  Ra (dios del sol), que cada noche Nut se lo tragaba para luego dar paso a un nuevo sol en el amanecer. Asociada también como un signo de simboliza la vida, la fertilidad, la esperanza, la muerte y el renacimiento

Hija de Shu (dios del aire) y Tefnut (diosa de la humedad); su esposo y hermano era Geb (dios de la tierra).  Ra había prohibido la unión de Geb y Nut, pero éstos se casaron sin su consentimiento. Enfadado por haberle desobedecido, como castigo, ordenó a Shu (el aire) que los separara, condenándolos a no estar juntos.

Pero antes de separarlos tuvieron cinco hijos: Isis (trono egipcio), Osiris (rey del Mas Allá), Seth (caos del desierto), Neftis (la muerte) y Horus (rey de Egipto). Como Ra, estaba en contra de esta unión, prohibió a Nut que diera luz, cualquier día del año. La diosa acongojada pidió consejo a Thoth (dios de la sabiduría) y éste diseñó un plan para ayudarla. Desafió a Jonsu (dios de la luna)  a un juego de azar, a los que éste era muy aficionado y quedaron que si Thor ganaba, se llevaría un poco de luz de la luna. Thot fue venciendo y se apropió de la cantidad de luz suficiente para crear cinco días y durante éstos Nut dio a luz a sus hijos, naciendo uno cada día y sin desobedecer la prohibición de Ra.

Crearon el calendario de 365 días al año ya que el calendario egipcio constaba sólo de 360 días

Se la representa como una mujer desnuda, con el cuerpo cubierto de estrellas y arqueado sobre la tierra, apoyada con sus pies, orientados al occidente, y sus manos, orientadas a oriente o como una mujer con los brazos extendidos, convertidos en alas. Esta dos representaciones son una señal de protección.

También se la representa como una mujer con un jarrón sobre su cabeza, acompañada de la cruz de anj o en forma de vaca celestial. En ocasiones se la añadía un símbolo, que era una escalera hacia el cielo (Maget)

Protectora de los muertos, que acudían e ella para obtener alimento y protección, los guiaba en su camino al Mas Allá, asegurándose de que llegaban sanos y salvos. Su morada está junto a un sicomoro en Heliópolis y sus ramas eran refugio de las almas cansadas.

Está relacionada con el mito de Osiris. Ella es la que le ayudó a convertirse en el dios del Mas Allá. Era a ella a quien se le encomendaban las almas de los difuntos, porque se entendía que los hacía renacer.

La importancia en las creencias de Nut, se puede ver en su asociación con los chamanes, se dice que éstos tenían la  capacidad de canalizar el poder divino de la diosa, para curar enfermos y heridos. Los sacerdotes también creían que Nut podía ayudarles a alcanzar la iluminación para encontrar el camino espiritual hacia la otra vida