Forseti

por | 17 marzo 2020

Dios de la justicia, la paz y la verdad. Hijo de Balder y Nanna,. Era conocido por su sabiduría y habilidad para mantener el equilibrio y la justicia. Escuchaba atentamente a las partes involucradas, para poder tomar las decisiones justas y equitativas  Esto lo convirtió en una figura de confianza y respeto, teniendo una gran importancia como mediador y pacificador tanto para los dioses como mortales. Trabajada junto a Tyr (dios de la justicia y la guerra) para mantener el equilibro y la justicia en el mundo de los dioses y mortales

Era un joven con apariencia serena y justa. De cabellos rubios , que le caían sobre los hombros, su mirada era de profunda sabiduría y compasión. Vestía túnicas blancas y en su mano llevaba un ramo de olivo, como símbolo de paz y reconciliación.

Tenía varias funciones: actuaba como juez y pacificador entre disputas y conflictos, tanto en dioses como en mortales, llegando siempre a una solución justa y equitativa para ambas partes y convirtiéndole en juez imparcial y confiable.

También promovía y protegía las leyes y la justicia en el mundo. Había entregado las leyes a un grupo de juristas en una isla sagrada, era el guardián de la legalidad y el orden y se encargaba de que fueran honradas y respetadas. 

Con su madre, Nanna, tenía también una relación cercana, ya que ella compartía su aprecio por la paz y la justicia. Además se relacionaba con Odín, se decía que de él había recibido parte de sabiduría y poder.

Vivía en Glitnir, un lugar de paz y armonía. El hogar de Forseti era un palacio construido con pilares de plata y techos de oro, Las paredes estaban adornadas con hermosas joyas y obras de arte y se respiraba un aire sereno y tranquilo. Cerca del palacio había un fuente de agua, cuyo sonido proporcionaba calma y serenidad. En el interior del palacio, se encontraba la sala del trono, desde la cual, Forseti, recibía a dioses y mortales e impartía justicia y mediaba en los conflictos