Minerva

por | 15 marzo, 2020

Originariamente Minerva, cuyo culto estaba esparcido por Etruria (Italia), era la diosa del conocimiento y del comercio. Era también la diosa de los héroes, a lo cuales ayudaba y guiaba. Esa función de diosa  protectora se dirigía también a los niños y se cree que ella se ocupaba de la crianza y de la educación de los jóvenes.  Además frecuentemente se la asociaba con la profecía y la adivinación. También era considerada una diosa guerrera el iba con un peto y casco, portando lanza y escudo. Esta imagen de la diosa armada, simbolizaba, tanto el poderío militar como habilidad metalúrgica de los etruscos  y enfatizaba sus atributos como diosa de las artes y los oficios.

En Etruria se la representaba con alas y llevaba en su manos un rayo, ya que es una de las nueve deidades que controlaban el clima y demuestra una relación cercana con el cielo y la aves.

Posteriormente se la equiparó con la diosa griega Atenea y adquirió sus mitos y características y llevaba la égida adornada con la cabeza de Medusa.

En Roma, Minerva, era una diosa virgen, que dependía sólo de si misma  y nunca tuvo una pareja. Era considerada la diosa de las artesanías, las profesiones, la artes y la guerra.  Era también inventora y alquimista, creadora de los números, los instrumentos musicales y las máquinas.  Fue la creadora de la medicina y  la patrona de la salud (Minerva Médica). Como diosa del tejido y el hilado , estaba ligada a la creación de la vida y a la magia.

Más allá de todas sus habilidades y conocimientos  es sobre todo, una diosa de la sabiduría. No solo conoce los pasos de los seres humanos, otorga libremente sus dones, conoce el  futuro, transforma la realidad material, sino que nos permite entender el mundo y trabajar en armonía con éste. Su compañero permanente es el búho, un ave  nocturna que puede ver en la oscuridad y que simboliza, que allí donde no vemos y desconocemos, ella (la sabiduría) despeja la sombras y trae a la luz lo que está escondido.

Era parte de la tríada Capitolina, con Júpiter y Juno, y constituían los tres dioses principales del panteón romano. Su santuario se localizaba en la colina Aventina de Roma.

El mito dice que nació de la cabeza de Júpiter, adulta y totalmente vestida. Era considerada la asesora de su padre, a quien él frecuentemente consultaba y cuyos rayos ella podía utilizar.  Minerva y su padre, representaban la necesidad de sabiduría en relación con el poder

Los símbolo de Minerva son:

  • colores;  verde esmeralda, naranja, azul real
  • plantas sagradas:  el olivo y las moras
  • búho: animal de los augurios, la guerra y la sabiduría
  •  araña: creatividad, educación e imaginación.

Iconografía

Las más antiguas representaciones conocidas de Minerva son semejantes a las de Atenea, que se presenta vestida con túnica, la  égida sobre el pecho, cubierta con casco y con la lanza y el escudo. La escuela neoatica creó una Minerva de estilo arcaico, imitando a la escultura del siglo -VI (Museo de Poitiers, s.-I).  Aparece en las monedas de Domiciano, en los relieves de la Chancillería de Roma y en el grupo de la Tríada Capitolina  de Satrico (Museo de la Villa Giulia, Roma).  Los relieves del Foro Transiterio reproducen misterios relativos a su culto.  Otras estatuas de la diosa se conservan en los  Museos de Roma, Nápoles, Munich, París y Londres. En algunas imágenes y vasijas, aparece con lanza o casco, pero también se la solía representar con un bonito vestido, diadema y aretes,  enfatizando su relación tanto con la guerra como con las artes, puesto que Minerva no era una diosa de la guerra

INVITA MINERVA

Loc. lat. que suele usarse en español con su propia significación de contra la voluntad de Minerva.

EGIDA

Piel de la cabra Amaltea, adornada de la cabeza de Medusa. que, ya flotante como un manto, ya ceñida al cuerpo como coraza, es atributo con que se representa a  Minerva. La Egida solía servir a manera de escudo.