Bifröst

por | 1 mayo 2014

Arco iris de la mitología nórdica, que  une el cielo y la tierra como primer «pasillo oscilante».

Puente arco iris que conecta el mundo de los hombres, Midgard, con el de los dioses Aesir, Asgard. Es un gran arco iris, que traza un camino perfecto hacia el cielo. Es inestable y fugaz, que toca la tierra desde los cielos. Cuenta la leyenda que Odín lo construyó, usando los elementos de agua, fuego y aire

Todos los días los dioses lo atraviesan a lomo de sus caballos, para llegar al punto de encuentro, el Pozo del Destino o cada vez que tienen asuntos especiales en el mundo de los hombres. El único que no cabalga es Thor, éste vadea las aguas hirvientes bajo el puente para llegar a Midgard.

Brilla con tres colores, uno de ellos, la línea roja, es una franja de fuego ardiente. Ésta les proporciona la protección de sus mayores enemigos. los gigantes de hielo de Niflheim y los gigantes de la montaña de Jotenheim,

Situado al final del puente, casi en Asgard, se encuentra la  Sala de Heimdall, Himinbjord. Desde esta sala, Heimdall ,puede vigilar el puente, para asegurarse de que nadie sin la aprobación de los dioses, lo cruce.

Dice la leyenda que durante la batalla del Ragnarok, el puente será destruido, debido al peso de los monstruos y todos los dioses y toda la Tierra perecerán bajo el mar.