Ran

por | 7 julio 2024

Misteriosa y poderosa reina de las aguas profundas, conectadas con los océanos y mares y considerada como soberana de las aguas, que albergaban a los marineros caídos en combare, a los que cuida en su reino hasta el día de Ragnarok.

Esposa de Aesir, tuvieron nueve hijas, conocidas como las doncellas de las olas o los espíritus de las olas.  Sus nombres son: pelo ensangrentado, ola, mar espumoso, ola que cabecea, la que se levanta, ola transparente, ola que brota, ola fría y  ola espumosa.

Se la representa como una mujer de gran belleza, con cabellos largos y oscuros, el aspecto de su piel era de color verdoso. La primera imagen que se tenía de ella era de una mujer muy  bella, pero después se descubrían unos dientes puntiagudos y garras tremendamente afiladas.  Tenía el poder de cambiar de forma, el más conocido era en forma de sirena o de mujer normal con dos piernas en vez de cola. Estaba asociada a lo negativo, a la maldad, al secuestro y a la muerte

Tiene la capacidad de ahogar a los marineros en sus redes, y arrastrarlos hacia el fondo del océano, donde s encuentra su palacio submarino, llamado Netland, convirtiéndoles en sus siervos. Las leyendas cuentan que Ran  sólo recogía los cuerpos que habían caído por el azote de las olas, per en otras se dice que los naufragios los provocaban Ran junto sus hijas. Disfrutaban con la presencia de hombres en su palacio, y cuando no había muchos, no dudaban en ahogar a todos aquellos que se aventuraban en sus aguas

Para evitar estas capturas, los marineros, cuando iniciaban una travesía, lanzaban al mar unas monedas de oro, al tiempo que recitaban una oración.; así era muy posible que tuvieran un viaje seguro y una buena llegada. Esta joyas y amuletos también servían para pagar el favor de la diosa y así evitar que los retuviera en su palacio para toda la eternidad.

Se cuenta también que los hombres que descendían al palacio de la diosa, conservaban su juventud y belleza, pues al lado de la diosa, se convertían en inmortales y gozaban de grandes banquetes y fiestas. Pero, si por algún motivo, Ran los enviaba a realizar alguna misión, tomaban un aspecto amenazador y se convertían en criaturas marinas cubiertas  de algas, se les conocía con el nombre de Fossegrim.

Cuando se cansaba de ellos, los mandaba al reino de los muertos, con la diosa Hel, a la que  la unía una gran relación