Odiseo – Ulises

por | 21 agosto 2022

Hijo del rey de Itaca, Leartes y Anticlea. Cuando era niño, a la corte llegó Eurito, un arquero que poesía el arco más poderoso de la tierra. Se lo regaló a Odiseo, en agradecimiento por la hospitalidad que le habían brindado sus padres. Más tarde, Odiseo conoció  a Penelope y se casó con ella, tuvieron un hijo al que llamaron Telémaco.

Cuando empezó la guerra de Troya, Odiseo no quería participar, para ello fingió una locura, sembrando los campos con sal. Al final no tuvo opción, pues los griegos pusieron a  su hijo delante del arado.

Su intervención fue decisiva, tanto por buscar la intervención de Aquiles, como por la idea del caballo de madera. Después de terminada la guerra, tardó 10 años en llegar a Itaca, sorteando todo tipo de obstáculos que le pusieron los dioses. Muerto Aquiles, culparon a Odiseo del  robo de la estatua de Atenea.

Después de la partida de Troya, Odiseo llegó a Tracia, ciudad de los Cicones y aunque consiguió saquearla, en un ataque sorpresa por parte de los Cicones, perdió a 72 hombres de su tripulación.

Los vientos los desviaron hacia la isla de los lotófagos,  llamados así por alimentarse de la flor del loto, que al comerla produce la pérdida de memoria. La tripulación que desconocía esta reacción comieron de las flores y se olvidaron de su patria. Después de muchos refuerzos, Odiseo, consiguió que volvieran a sus naves y continuaron su viaje haca Itaca.

Su próxima parada fue en el país de los Ciclones, donde Polifemo (monstruo de un solo ojo, hijo de Poseidon), los atrapó y encerró en una cueva. Devoró a seis de sus hombres. Odiseo, logró emborracharlo y le quitó el único ojo, logrando así escapar con el resto de sus compañeros. Pero Poseidon, invadido por la ira, desató terribles tempestades, que desviaron a Odiseo de la ruta, alejándolo cada vez más de su país.

Superadas las tempestades, llegaron la isla de Eolo, el guardián de los vientos, donde les  brindaron hospitalidad. Al partir, el dios, le entregó una bolsa de cuero, en la que estaban encerrados todos los vientos (excepto el del Oeste), para que los llevaran en 9 días a las costas de Itaca. La curiosidad y la codicia de su tripulación, hicieron que éstos abrieran la bolsa, pues en ella esperan encontrar fabulosos tesoros, y los vientos se escaparon. Arrastrados por las corrientes, llegaron de nuevo a la isla de Eolo, pero éste indignado les echó por considerarlos enemigos de los dioses.

En su ruta llegaron a Telepilo, la ciudad de Lamu, donde los lestrigones (caníbales de gran estatura) que habitaban en la ciudad,  destrozaron once de sus barcos, solo la astucia de Odiseo, logró que salvara una.

En las isla Ea, la hechicera Circe, los atrapó con su magia. Convirtió a sus hombres en cerdos y con Odiseo tuvieron un hijo: Telegono. Al cabo de un año y con la ayuda de Mercurio, logró escapar de la isla y le obligó a devolverles a sus hombres su forma humana.

Después de haber escapado del canto de la sirenas, que hechizaba a todo aquel que las escuchaba y de haberse salvado de los monstruos Escila y Caribdis, siguiendo el consejo de Circe, de pasar por el lado de Caribdis, llegaron a la isla de Tinagria. En esta isla estaban los animales sagrados de Helios (dios del Sol). Los compañeros de Odiseo, atacaron a los animales , provocando la furia de Zeus, que los castigó, destruyendo todos sus barcos y a toda la tripulación, excepto Odiseo, que se salvó, aferrándose al palo mayor y la quilla, 

Al cabo de nueve días, el mar lo dejó en la isla Ogigia, donde vivía la ninfa Calipso. Estuvo 7 años a su lado y el dio un hijo: pero la nostalgia que Odiseo, sentía por su país y por su esposa, lo inmunizaron de la astucia  de Calipso. Con una balsa construida por él mismo y tras 18 día de navegación, llega a la vista de Corcira, la isla de los feacios, pero Poseidon, que lo reconoce, deshace su balsa en pedazos

Gracias a la ayuda de los dioses, esta vez de Ino, que con su velo gana la costa. Allí se encuentra con Nausica (hija del rey Alcinoo) que le ayuda y lo conduce al palacio. Tanto Alcinoo como su esposa Arete, le ofrenden hospitalidad. Cargado de  presentes y con uno de sus barcos lo conducen finalmente a Itaca, después de 20 años de ausencia.

Llega s su casa justo a tiempo de evitar el desastre que se cierne sobre ella. En torno a su mujer, Peneleope, se ha formado una corte de pretendientes que pretenden casarse con ella, que después de perseguir a Telemaco (hijo de ambos) están dilapidando los bienes del soberano. Penelope, convencida de que su esposo regresará  les da un plazo para decidirse por uno de ellos. Lo dará cuando termine la prenda de abrigo que está tejiendo y que por la noche desteje el trabajo hecho por la mañana.

Pero los sirvientes, informan del engaño a los pretendientes y Penelope no tuvo más remedio que acabar la prenda. Prometió que se casaría con aquel que ganaran un concurso de tiro al arco, empleando la ballesta de Odiseo y esperando que ninguno de ellos fuera capaz de manejar el arma.

Odiseo llega el día anterior al concurso, disfrazado de mendigo, con la ayuda de la diosa Minerva, y acude a la cabaña del pastor Eumeno, que no lo reconoce, pero lo recibe hospitalariamente, Ahí se reúne con su hijo (por mediación de Minerva) se da a conocer y juntos planean la venganza contra los pretendientes. Cn el disfraz de mendigo, Odiseo, se presenta en su propia casa. Hace un gran esfuerzo por contener su ira, cuando ve el despilfarro que hay y el trato arrogante que recibe de los pretendientes, que lo tratan con e mayor de los desprecios.

Al día siguiente es el concurso de tiro. Consiste en disparar , a través de los mangos de 12 hachas, con el arco de Odiseo. Ninguno de los pretendientes es capaz de doblar el arco. Odiseo, ante el asombro de todos realiza la proeza, solo Penelope, reconoció la identidad del arquero, pues solo había una persona que podía doblarlo.

Con la ayuda de su hijo, de Eumeno, de otro pastor y la presencia de Minerva, con un flecha atravesó el corazón de uno de los pretendientes y dio muerte a los demás.

Ya dueño de su casa, se da a conocer su esposa Penelope. Murió a manos de Teléfono, hijo de Circe.