Maahes

por | 25 marzo 2016

También llamado  Mahes – Mihos – Mahesa – Mai-Hesa

Dios de la guerra solar, considerado hijo de Ra y Best. Se representa como un hombre con cabeza de león, lleva la corona Alef, el ureaus y algunas veces lleva en una mano un cuchillo y en la otra el disco solar. Adorado como “Señor de la guerra”, “Señor de la carnicería” o “Leon de Mirada Feroz”; otros epítetos que tenia son: “Señor de la Masacre”. “El Señor Escarlata” y “Portador del cuchillo”.

Sim embargo a pesar de estos títulos, no se le consideraba una fuerza del mal, aunque penalizaba y castigaba a aquellos que profanaban las leyes y normas de Maat y preservaba el orden y la justicia, por ello lo llamaban el “Vengador de los Malos” y el “Ayudante de los sabios”. Guardián y protector de los lugares sagrados, defendía a los inocentes y al rey en la batallas, bajo su apariencia animal y en forma de estatua, que podía ser animada por él mismo, cuando el peligro acechaba.

Ayudaba a Ra a defenderse de Apep, cuando por la noche viajaba en su barca. En la tradición funeraria, Maahe, era considerado un guerrero que lucha en el Mas Allá,  contra la serpiente Apofis

Se le comparaba con el león Apedemak, en su estado calmado, hijo de Bastet o de Sejmet

Al tomar la forma de un león, animal ligado a la realeza, se le consideró patrón del faraón.

Era la personificación de calor abrasador del sol, estaba vinculado a la diosa del Ojo de Ra y era también el dios de las tormentas del desierto.

Como otros dioses, encarnados en animales, vivía en el templo de su ciudad, donde se cuidaba a un león vivo. Cuando éste moría, era cuidadosamente momificado, prodigándole toda clase de cuidados y lujos.

Posee una cualidad que depende de los textos o aspectos que se deseen aplicar: se muestra en apariencia masculina conocido con el nombre de Maahes, en este aspecto, pertenece a la familia solar, mostrándose como un león corona Alef y en ocasiones devorando a un cautivo; y apariencia femenina, cono el nombre de Mai.Hesa, diosa lince que representa el “Ojo Fiero de Ra”