Lisovik

por | 12 septiembre 2015

Es una criatura sobrenatural en la mitología eslava. Vive en un lugar apartado del bosque, pero cuando no hace frío. El 17 de octubre se entierra bajo tierra para pasar el invierno, pero ante provoca tormentas, rompe árboles, echa  a los animales de sus  madrigueras y provoca otras calamidades.

Es el amo de todos los animales del bosque. Desorientar a la gente es su travesura favorita; si da una vuelta alrededor de una persona, ésta se desorienta. La manera de evitar este hechizo es ponerse la ropa del revés hasta llegar a a casa. Les gusta gritar y silbar asustando a la gente.

Las leyendas le asignan una familia. Su mujer tiene mucho pelo y los pechos son tan grandes que  para caminar se los tiene que echar detrás de los hombros.

mitoleyenda,webandario.com