Imberombera

por | 24 febrero 2017

Es una giganta, la primera madre de la humanidad.  Llegó junto con su marido  (Wuraka) de los países occidentales, atravesando el mar.  Eran tan altos que podían haber atravesado el mar, caminando por el fondo, porque las cabezas les sobresalían del agua, incluso en los lugares más profundos.

janonomas.blogspot.com