Yachab

por | 3 octubre 2015

Los habitantes de Madagascar (malgaches) reverenciaban a un dios benéfico que carecía de estatuas y honores, porque por su bondad no era preciso propiciarlo y además sabía lo que era preciso a cada hombre.  Tenía a sus órdenes a una legión de espíritus benéficos (ángeles de color) y a él se enfrentaban Angat (espíritu del mal) y Taivadu (el mal supremo).

mitosyleyendas