Tartalo

por | 24 octubre 2015

En la mitología vasca, cíclope antropomorfo, gigante con un solo ojo en la frente, cuyo queacer principal es el pastoreo. Es un cíclope perverso, de instintos salvajes, agresivo, con una  fuerza desmesurada y antropomorfo (secuestra a los jóvenes del pueblos y se los come) y es el personaje más odiado y temido del folkore vasco.

Hay muchas similitudes con las leyendas sobre Polifemo (el cíclope griego)

portal vasco- internet