Helios

por | 30 diciembre 2013

Dios del Sol de los antiguos griegos. Esta personificación -no muy usual- de un elemento de la naturaleza  (helios=sol) distingue a Helios de los demás dioses. En efecto, se le consideraba más bien un titán que un auténtico dios, como titanes eran sus padres, Hiperio y Teia. Este estado ambiguo contribuyó tal vez a su identificación con Apolo, con el que feecuentemente se le confundió a partir del siglo V a. de J.C.. Helios, en su trayectoria solar, se dirigía todas las tardes a Occidente (el país de las Hésperides), desde donde, atravesando la Tierra (el país de los Muertos), se encanimaba hacia Oriente (el país de los etíopes), para volver a resplandecer al día siguiente sobre su mundo. Su culto era famoso en Rodas, donde estaba representado en el “coloso”.

2º DEFINCION

Primitiva divinzación griega del sol y de la luz solar. Sin perder su categoría de dios, fue desplazado por Apolo.

Iconografia

En sus primeras representaciones Helios aparece barbado, con el disco solar enmarcando su cabeza, y pasea sobre el mar en su carro alado. Su figura aparece en el altar de Zeus en Përgamo. Algunas esculturas helenísticas (cabeza de Baalbek)  presentan semejanzas con retratos de Alejandro El Magno.

bibliografia  diccionario enciclopédico Salvat Universal 15º ed 1981