Los Ocho imnmortales

por | 14 febrero 2016

Los ocho inmortales viven con los dioses en las montañas de Kun Lun, en el centro de la tierra. Allí se divierten en los jardines del Emperador de Jade, señor de los cielos,  donde crece el melocotonero de la inmortalidad. Cada milenio, se los invita con los dioses a comer melocotones, en una gran celebración que realiza la Emperatriz Wang (esposa del Emperador de Jade).

Según la mitología china, existen terrenalmente, practicando las técnicas de la alquimia y los métodos de la inmortalidad. Se los conoce a veces como los ocho genios.

Los mas famosos son los de la familia Hsien.

CHAN-HUO-LAO –  CANG-KUO-LAO

Representa a los ancianos por su carácter venerable y  sabio de los de los ocho Pa-Hsien.  Esta divinidad posee un asno velocísimo dotado de virtudes mágicas: tiene la facultad de desplegarse y replegarse como una hoja de papel, cuando su patrono ya no tiene necesidad de sus servicios. Tiene una forma muy particular de montar en él: lo hace con la vista hacia atrás. En su mano siempre lleva unos palillos de hierro y un tambor de bambú en forma de tubo, símbolo de longevidad.

TS’ AO KUO-CHIU    (el corazón virtuoso)

Se dice que huyó de su casa avergonzado, después de que su hermano fuera ejecutado por asesinato. Decidió seguir el Tao, y en su trayecto se encontró con dos de los inmortales. Estos le preguntaron donde estaba el camino y él les señaló el cielo, y cuando le preguntaron donde estaba el cielo, él les señaló su corazón. Entonces los inmortales le enseñaron los secretos de la perfección y se convirtió también en un inmortal.

CHUN LI CH’ AN     (el frívolo)

Es el único que se corresponde con un personaje frívolo.

HO HSIANG-KU     (la virgen)

Es la única mujer, dentro los los ocho inmortales. Se conoce que  era una asceta, que vivía, por decisión propia, en la montaña, donde a través de un sueño, le fueron revelados los secretos de la inmortalidad. Es representada mediante la flor del loto y está reconocida como la protectora de la mujeres solteras.

HAN HSIANG TZU     (el músico)

Estaba considerado un gran flautista y puede hacer, mediante su música, que florezcan las flores. Trepó al árbol de los melocotones de la inmortalidad, pero se cayó; antes de caer al suelo fue convertido en inmortal.  Es el patrón de la cultura.

LAN TS’ AI-HO     (el juglar)

Era un juglar errante y  a menudo se le representa con un laúd. Era un travestido afeminado (una especie de loco sagrado: llevaba ropas calientes en verano y dormía sobre la nieve en invierno).  Un día se desmayó borracho fuera de una posada , y subió al cielo en una nube.  Se le considera protector de los pobres.

LU TUNG PIN     (el filósofo)

Era un filósofo moral. Un día se encontró con el primero de los inmortales (Chung Li Ch’ uan) y mientras éste le estaba calentado vino de arroz, Li se durmió y soñó con su vida futura, en la que tenía éxito y era feliz, pero al final lo perdía todo. Se despertó convencido de la vanidad de las ambiciones mundanas.  Viajaba por todo el mundo, ayudando a la gente y luchando contra el mal. Se le representa con una espada mágica, regalo de lo dragones del fuego.

LI T’ EIH-KUAI     (el que protege a los enfermos)

Su nombre significa «Li con la muleta de hierro». Se le representa como un mendigo viejo y rango.  Su alma fue llamada a los cielos para recibir las enseñanzas por el fundador del Taoísmo.  Li le dijo a uno de sus alumnos que sino regresaba en siete días, quemaran su cuerpo, pero éste lo quemó a los seis días.  Cuando Li regresó, tuvo que entrar en el cuerpo de un mendigo que acababa de morir de hambre.  El alma de Li se representa en forma de vapor que se eleva de la cabeza que contiene la medicina de la vida, sobre el cuerpo de mendigo en el que se aloja. Es el protector de los enfermos.

www.ecured.cu/mitologia