Asgard

por | 4 mayo 2014

Es uno de los nueve mundos, se encuentra en el árbol Yggdrasil. Morada de los dioses Aesir. Lugar de poder y misterio, es el reino mas bello, creado y gobernado por Odín y sus dos hermanos Vili y Ve.

Estaba repleto de salones y pasillos, los más grandes son los de Odín, Freya y Thor. Los dioses vivían en espléndidas viviendas, la más famosa es la de Odín. En él se encuentra la sala Valhalla (el paraíso de los vikingos), donde van los guerreros mas valientes que mueren en batalla. En honor a ellos se celebra un gran festín, donde comen jabalí asado y beben hidromiel de cuernos de oro.

Estaba rodeado por una impenetrable muralla, tan fuerte que nadie podía cruzarla. Solo se podía entrar y salir del reino, a  través del puente Bifrort, custodiado por Heimdall. Era un puente mágico hecho de arco iris. Era la única forma de entrar o salir de Asgard, si un  mortal era capaz de cruzarlo, se le permitía quedarse. Estaba conectado con el Midggar, el mundo donde residían los hombres.

En el Ragarok, se anuncia que Asgard será destruida el día del fin del mundo, aunque la profecía dice también, que sobrevivirán algunos dioses y la volverán a construir.

Existe una leyenda que cuenta la construcción de Asgard. Los dioses habían construido el Valhalla y el recinto central, cuando llegó un constructor que se ofreció a construir una fortaleza, en el plazo de un año y medio. A cambio les pidió a  Freya, el sol y la luna. Los dioses, reunidos en asamblea, decidieron aceptar la oferta, con la condición que se construyera en solo medio año, ni un día mas ni un día menos, y sin la ayuda de nadie.

El constructor solo les pidió que le dejaran usar a su caballo, Svadilfari. Loki, les recomendó a los demás dioses que aceptaran, un caballo era inofensivo. Las obras empezaron y cuando los dioses vieron que el caballo trabajaba mas que muchos hombres y que la fortaleza crecía día a día, se horrorizaron al pensar que seria de ellos sin Freya, la luna y el sol. Como había sido Loki, el que los había convencido, lo amenazaron de muerte, si no impedía que la obra se terminara dentro del plazo previsto.

Loki, era un dios muy astuto y mentiroso, que siempre salía ileso de sus engaños. Se trasformó en yegua y se paseó delante del caballo, llamando la atención de éste. Con la intención de  que la siguiera, corrió hacia el bosque, seguida por el caballo y el constructor desesperado corriendo tras ellos. De esta forma la obra no se terminó dentro del plazo acordado, con el enfado del constructor.

Los dioses se percataron de que era un eton (gigante de gran tamaño o de tamaño humano, que tenían en común su glotonería y su pertenecía al Jotunheim). Thor lo mató con su martillo.