Fauno

por | 26 diciembre 2013

Dios romano de los bosques y campos (en el culto privado se le llamaba con el nombre de Silvano), que presidía sobre todo el pastoreo. Se temía su acción como la de un demonio peligroso. Una importante fiesta del calendario romano, las lupercales, se desarrollaba bajo su auspicio. Aumentan la ambigüedad de la figura de Fauno, a caballo entre lo divino y lo demoníaco, los mitos que le recuerdan como un héroe cultural, cóntandole entre los primeros reyes del Lacio. Con el tiempo floreció la idea de que había numerosos faunos, criaturas que eran mitad hombres mitad carneros.

2º DEFINICION

Dios antiquísimo y benévolo (qui faucet) romano, protector de las tierras agrestes, pero que están próximas a los labrantios e influyen en ellos.  Salvaje y lúbrico, su vocear misterioso por los campos era a veces profético. Recibía el culto de los agricultores, hasta que en  -196 los ediles de la plebe le dedicaron un templo en Roma. Dios vinculado a la sexualidad, no podia carecer de esposa: Fauna. Su figura derivó en rey mítico del Lacio y en multitud de faunos, genio de los bosques que fueron eruditamente asimilados a los sátiros (v. Lupercales), mientras Fauno lo era a Pan griego

FAUNESCO

Perteneciento o relativo al fauno, propio del fauno

Iconografía

Aparece como figura masculina, con cabeza de tipo de la de Zeus y profusa barba, en ocasiones desnudo, y otras cubriéndose con una piel de cabra, atributo de la vida nómada y pastoril. Sostiene en su mano izquierda una cornucopia, y en la derecha un cuerno. Cubría su cabeza con  una corona de hojas. No debe confundirse su representación iconográfica con la de Pan ni con la de los sátiros. Aparece con frecuencia en la iconografía clásica, y las representaciones más conocidas son: el Fauno danzando, atribuido a Praxiteles; el helenistico Fauno Barberini y el encontrado en la casa del Fauno de Pompeya,

bibliografia  diccionario enciclopédico Salvat Universal 15º ed 1981