Diana

By | 9 diciembre, 2013

Diosa de la mitología latina cuyo centro cultural más famoso apareció en épocas muy remotas al pie del monte Albano, a orillas del lago Nemi y en medio de un bosque sagrado.

Era una de las principales divinidades de la liga latina. Las ciudades confederadas le prestaban un culto común, y cuando Roma estableció su hegemonía en el Lacio quiso adoptar  este cutlo y levantó un templo en el Aventino; la tradición relacionaba estos acontecimientos con el reinado de Servio Tulio. En el culto privado, Diana, protectora de los partos, era invocada sobre todo por las mujeres que, con ocasión de una fiesta de Agosto, se trasladaban en peregrinación nocturna al santuario de Nemi. También le prestaban un culto particular los esclavos, con cuya clase estaba en cierto modo relacionada, así como en el “bosque salvaje” y en mundo inferior, por esto protegía las prácticas mágicas. Probablemente algunas de las cosas que se le atribuyen no son ciertas, sino que derivan de su identificación con la diosa griega Artemisa.

2º DEFINICION

Divinidad romana que presenta gran semejanza con la Artemisa griega. Pronto los romanos notaron el parecido y empezaron a confederarlas, La diosa original romana debió de ser una diosa muy primitiva, de naturaleza salvaje, nacida de la incógnita del hombre ante el mundo agreste. Loa antiguos poetas latinos la demoninan señora de todo lo inhóspito, agreste y salvaje que existe en la naturaleza y el susurro de arroyos y fuentes. Esto ´ultimo lo relaciona con las ninfas y divinidades de la humedad y vegetación, que muchas veces constituyeron su cortejo. Más tarde se concretaron sus rasgos. Le rindieron culto los sabinos y fué introducida en Romas después de la Confedereación de las siete colonias.  Se la veneraba en plenos montes Albanos, no lejos del lago Nemi. En los montes residía un sacerdote-rey (Rex nemorensis), según Estrabón y Ovidio. En determinadas circunstancias, el aspirante a sucederle debía matar al rey sacerdote en ejercicio arrancando una rama de cierto árbol y golpeándole con ella. La diosa romana era venerada también en un santuario del monte Tajada, de enormes riquezas. Cada año se celebraban sus fiestas durante el mes de Agosto, y en ellas el fuego tenía un papel preponderante. La procesión de mujeres, coronadas de rosas y con una antorcha encendida en la mano, inauguraba grandes fiestas en toda la Península. Durante ellas se coronaba a los perros de caza, no se mataban fieras, corría el vino en abundancia en festines, que se componia de cabritillos y de las matanzas que colgaban aún de las frondosas ramas de los árboles.

En la misma ciudad de Roma tenia más de un santuario, y en el Aventino su templo presidía la alianza de los pueblos con Roma. Tal vez era un rastro de culto que las sabinas introdujeron. En las provincias el culto que se tributó a esta diosa revistió formas muy diversas.

Iconografia

La iconografia romana de Diana deriva de la helénisca Artemisa, Sobresale la llamada Diana de Versalles (Louvre), en la que aparece con el arco y la aljaba de cazadora, y vistiendo túnica corta. También se la ha representado descansando, como en la estátua del museo de Dresde, que tiene un racimo en la mano y lleva piel de venado. Entre las representaciones modernas destacan esculturas de Coysivox, Goujon, etc. y los cuadros Diana y Acteón, de Tiziano; Diana y Endemión, de Coracci; Diana y sus ninfas de C.Lorrain; dDana saliendo del baño, de Boucher; la Diana cazadora, de Rubens (Museo del Prado, Madrid).

ARICINA

Sobrenombre de Diana, con el que era adorada en el templo de Aricina por los primeros habitantes del Lacio. El templo se hallaba a orillas del lago Nemi, del que tomaba el nombre de Nemorensis.

LUCINA

Sobrenombre de Diana.

TRIFORME

De tres formas o figuras. Es epíteto de la diosa Diana.

bibliografia  diccionario enciclopédico Salvat Universal 15º ed 1981